Blog de imágenes

EDDIE RICKENBACKER

Edward Vernon Rickenbacker (Columbus, Ohio  1890 – Zurich, 1973) fue un piloto de caza estadounidense, as de la aviación de la I Guerra Mundial galardonado con la Medalla de Honor. Fue además piloto de carreras automovilísticas y diseñador de automóviles, guionista de cómics, consejero de estado en asuntos militares y pionero del transporte aéreo, siendo largo tiempo director de la Eastern Air Lines.

Aficionado a las máquinas desde niño trabajó para la Columbus Buggy Company, como vendedor. En 1910 Rickenbacker ya corría con los coches de su empresa en carreras en pistas de tierra para promover la velocidad y capacidad de respuesta del producto. Más tarde trabajó para Fred Duesenberg y pilotó sus coches en las 500 millas de Indianápolis. Fue el primer hombre en recorrer una milla en un minuto, recibiendo el apodo de "Fast Eddie”.

Rickenbacker participó en las 500 millas de Indianápolis en 1912, 1914, 1915 y 1916. La única vez que finalizó la prueba fue en 1914, llegando en décima posición. En las otras tres carreras, no terminó debido a fallos mecánicos.

Durante la I Guerra Mundial, en la atmósfera antialemana del momento, cambió su apellido Rickenbacher por Rickenbacker. Siendo ya famoso por su actividad en las carreras, "la mayoría de los Rickenbacher se vieron prácticamente forzados a pronunciar su apellido de la forma que yo lo había hecho..."

Cuando, en 1917, los Estados Unidos entraron en la guerra Rickenbacker ya se había alistado en el Ejército y estaba entrenando en Francia. La mayor parte de los seleccionados para ser entrenados como pilotos provenían de universidades de prestigio, y Rickenbacker tuvo que luchar para obtener permiso para volar debido a eso. Gracias a sus conocimienros mecánicos, fue oficial ingeniero en un campo de vuelo donde aprendió a volar. Sin embargo dado que su conocimiento mecánico lo convertía en imprescindible, los mandos intentaron evitar su paso a piloto.

Finalmente, fue destinado al 94º Escuadrón de Combate, conocido como el Escuadrón del 'Sombrero en el Anillo' a causa de su distintivo. El 29 de abril de 1918 derribó su primer avión y al obtener su quinta victoria se convirtió en un As en mayo. Por ello obtuvo la Croix de Guerre ese mismo mes.

Tras su sexta victoria sufrió una infección en el oído que lo mantuvo en tierra varias semanas. Tras recuperarse, en septiembre derribó un Fokker D.VII (el mejor caza de la guerra). Ya a final de mes y como capitán, fue nombrado comandante del escuadrón, y fue logrando victoria tras victoria entre Fokker D.VII y unos pocos globos de observación. Finalmente acabó la guerra con 26 victorias, que fue un récord americano hasta la II Guerra Mundial. Rickenbacker voló un total de 300 horas de combate, lo que convierte su ratio en uno de los más efectivos entre todos los pilotos de la Primera Guerra Mundial.

eddie spad xiii

En 1931, el Presidente Herbert Hoover le concedió la Medalla de Honor por sus logros en la guerra.

Tras la Primera Guerra Mundial Rickenbacker se dedicó a numerosas actividades: creó una marca de coches con frenos en las cuatro ruedas (algo inexistente hasta entonces) que no tuvo éxito por el boicot de los fabricantes del momento, aunque después se convirtió en un estándar de la automoción. Además, en 1927 compró el circuito de Indianápolis, que gestionó hasta la Segunda guerra mundial.

Rickenbacker también creó un popular comic de prensa llamado Ace Drummond entre 1935-40, junto al ilustrador Clayton Knight, sobre las aventuras del aviador Drummond y que  se llevó al cine y a la radio.

Durante décadas fue Presidente y Director General de  Eastern Airlines, tras comprar la empresa junto al director de General Motors Alfred P. Sloan por 3,5 millones de dólares.

Durante su vida sufrió varios graves accidentes de aviación, como en 1941 como pasajero en un DC-3 que se estrelló en las afueras de Atlanta. Sin embargo se recuperó meses después de sus gravísimas heridas sólo para volver a caer en el Pacífico en 1942 durante una misión secreta en la Segunda Guerra Mundial y permanecer náufrago junto a otros durante 24 días.

Durante la Segunda Guerra Mundial contribuyó como civil y como dirigente de Eastern Airlines al esfuerzo de guerra. Visitó bases de entrenamiento, realizó misiones de coordinación con los aliados ingleses y soviéticos (a los que aprovechó para espiar de cara a la ya previsible rivalidad de postguerra).

Tras una vida llena de historias y peligros, Eddie Rickenbacker murió en 1973 de un ataque al corazón a los 83 años mientras se encontraba en Suiza junto a su mujer.